¿Qué es el adiestramiento preventivo?

El adiestramiento preventivo le enseña a tu perro qué no hacer de una manera muy sencilla: ¡no dejando que suceda en primer lugar!

La idea es simple: evita dejar a tu perro solo en donde pueda meterse en problemas. Con este método, aprenderá cuáles actividades sí están permitidas sin aprender aquellas que están prohibidas. Es más fácil enseñarle a tu cachorro a mordisquear sus juguetes que enseñarle a dejar de mordisquear tu sofá.

Si tu perro se queda solo y realiza acciones no deseadas, probablemente crea que esas acciones están bien porque disfruta hacerlas y no hay nadie ahí que corrija su comportamiento. No deberás corregir al perro después del hecho; no relacionará una corrección con algo que hizo horas, minutos o incluso segundos atrás. Hasta que atrapes a tu perro en pleno acto, el comportamiento no deseado se refuerza cada vez que lo repite.

 

Práctica del entrenamiento preventivo

Antes que nada, planea dedicar mucho tiempo con tu perro durante los primeros meses y asegúrate de contar con un lugar especial para tu perro.

  • Mantén a tu perro en la habitación en la que tú estés y desparrama varias juguetes masticables.

  • Si tu perro está a punto de causar problemas, distráelo con un juguete y felicítalo cuando lo toma.

  • Si ya está causando problemas, interrúmpelo con un firme “¡No!”. Cuando se detenga, ofrécele un juguete y felicítalo por su interés en él o impártele una orden de obediencia y felicítalo por obedecerla.

  • Cuando no puedas estar cerca de él, mantén al perro recluido en su lugar especial de la casa, puede ser un corralito o una pequeña área acondicionada para su seguridad.

 

De esto se trata el adiestramiento preventivo. Es muy simple y si se ejecuta en forma correcta es sumamente eficaz porque no permite que se creen malos hábitos, y no necesitarás corregirlos posteriormente. Además, ayuda a construir un vínculo fuerte entre tú y tu perro.

 

¿Qué hacer y qué no hacer?

  • SÍ utiliza el tono de voz correcto para comunicarte: más agudo para elogios y felicitaciones, práctico y natural para las órdenes, tonos más bajos para demostrar desagrado.

  • NO le pegues a tu perro. Los perros y los cachorros no comprenden cuando les pegan o los agarran fuertemente. Sólo aprenderán que no pueden confiar en ti y a temerte, dificultando aún más su adiestramiento.

  • SÍ genera oportunidades para hacer ejercicio físico diariamente para que tu perro pueda gastar energía de la forma apropiada.

  • SÍ felicita con frecuencia a tu perro cariñosamente por hacer lo correcto. Esto lo ayudará a tomar las decisiones correctas en el futuro y además, ¡es divertido!

 

Empieza con el pie derecho

Ni bien lleves tu cachorro a tu hogar, deberás crear el hábito de siempre recompensar los comportamientos correctos en cuanto suceden (incluidos los momentos en los cuales el perro esté sentado o echado tranquilamente), brindándole elogios y felicitaciones, cariño o incluso croquetas de alimento. La recompensa ayudará a tu cachorro a aprender los comportamientos aceptables mucho antes y sentará las bases de experiencias de aprendizaje placenteras en el futuro.

 

 

También te puede interesar
Prueba estos trucos para facilitar en la medida de lo posible la presentación de un nuevo cachorro a tu perro adulto.
La hora del baño no sólo es esencial para su higiene, también es un momento divertido entre tu mascota y tú.
La alimentación es un elemento crucial en el desarrollo de nuestros cachorros. Infórmate y demuestra tu amor a tu mascota cuidando su comida.
Purina te recomienda tomar en cuenta lo siguiente a la hora de bañar a tu amigo peludo.
textura