5 beneficios de crecer con una mascota

Purina 5 beneficios de crecer con una mascota img

La mayoría de los niños aman a los perros. Son lindos, tiernos y generosos. Pero, ¿Sabías que crecer con un perro puede beneficiar el desarrollo físico y psicológico de un niño?

 

Estos son algunos de los muchos beneficios de los perros en la vida de los niños.

 

1.- Compañerismo constante

Aunque la infancia no siempre es fácil, tener una mascota proporciona compañía constante durante los altibajos. Los perros pueden ser una gran fuente de confort para los niños, incluso cuando se enfrentan a lecciones difíciles de la vida. Cuando los pequeños se sienten tristes, enojados o asustados, siempre pueden recurrir a su mascota. También se ha demostrado que acariciar y abrazar a un perro alivia el estrés y ayuda a las personas a relajarse.

 

2.- Un estilo de vida más activo

Cuidar a un perro también fomenta un estilo de vida más activo. Los niños con perros se ejercitan once minutos más al día. Quizás no parezca mucho, pero durante una semana o un mes, realmente suma. Muchos perros requieren caminatas o carreras diarias y mucho tiempo para jugar. Esos adorables ojos de cachorro seguramente motivarán a los niños, incluso cuando no quieran moverse.

 

3.- Responsabilidad de aprendizaje

Tener una mascota es una excelente manera de enseñar responsabilidad a los niños. Asegurarse que el perro de la familia tenga comida y agua les da a los niños un primer acercamiento a la responsabilidad y la obligación. Los niños también aprenden de empatía y compasión al cuidar a su mascota, mientras desarrollan un mayor nivel de autoestima al hacerse responsables de cuidar a sus mascotas.

 

4.- La salud es riqueza

Estudios científicos muestran que los bebés criados en contacto cercano con una mascota se enferman con menos frecuencia en su primer año de vida, lo que significa menos visitas al pediatra. La exposición a la caspa de las mascotas y los microbios que las mascotas transportan desde el exterior ayuda a mejorar el desarrollo del sistema inmunológico de los bebés. La investigación también encontró que los niños que crecen con perros experimentan un menor riesgo de alergias.

 

5.- ¡No te preocupes, sé feliz!

¡Quizás uno de los mayores beneficios de los perros en la primera infancia es simplemente que… hacen felices a los niños! Se ha comprobado que la interacción con los animales eleva los niveles de serotonina y dopamina, que son los componentes químicos de los sentimientos positivos. Dejando a un lado la ciencia, jugar e interactuar con los perros es simplemente divertido, y está destinado a alegrar el día de cualquier niño.

 

Crecer con un perro puede enriquecer la vida de los niños de muchas maneras y tener un perro junto a tu familia puede ser uno de los mejores regalos que puedes dar a tus hijos.