¿Quieres viajar con tu perro? ¡Te decimos cómo hacerlo!

Si estás planeando viajar con tu perro, primero deberás preguntarte si tiene sentido llevar a tu compañero canino. Muchos perros adoran viajar y muchos otros lo pueden tolerar, pero hacerlo volar durante muchas horas sólo para que permanezca en su casita una vez que arriben no es justo para ninguno de los dos.

 

Antes de viajar

  • Comunícate a tu lugar de destino y asegúrate que tu perro sea bienvenido en el sitio en donde te hospedes.

  • Visita a tu veterinario, asegúrate que sus vacunas estén al día y consigue copias actualizadas de los registros sanitarios para tu viaje. Es importante que tu veterinario confirme que el perro se encuentra en buenas condiciones de salud para viajar.

  • Averigua si existe algún problema sanitario en particular (es decir, insectos, frío, calor) en el lugar de destino y toma las precauciones necesarias.

 

Empacando para el viaje

  • Lleva los certificados de salud y de vacunación contra la rabia de tu perro (se necesitan al cruzar algunas fronteras).

  • Lleva una foto a color reciente de tu perro para identificarlo si se pierde.

  • Pon en la maleta su plato de comida, el bebedero, la correa, los juguetes, la casita, los medicamentos y el equipo de aseo.

  • Debes llevar su alimento si viajas en auto o si no estás seguro de conseguirlo en el lugar de destino. Los cambios de dieta repentinos pueden producir trastornos digestivos y arruinarles el viaje tanto a ti como a tu mascota.

  • Asegúrate que tu perro tenga colocadas sus placas de identificación, con tu información de contacto y preferentemente la del lugar de destino.

 

Viajes por tierra

  • Es mejor tener una casita o portador para el perro en la parte trasera de tu vehículo. No lo expongas en forma directa a la luz del sol.

  • Si tu perro se encuentra fuera del portador, asegúrate de que tenga el cinturón abrochado. Existen a la venta arneses especiales que se unen al cinturón de seguridad. No utilices una correa, si la marcha se detiene repentinamente, se podría producir una lesión seria.

  • No dejes a tu perro en la caja abierta de una camioneta.

  • No alimentes a tu mascota desde al menos 3 horas antes de emprender el viaje.

  • Durante las paradas, ofrécele a tu perro agua fresca para beber. También puedes recompensarlo con una golosina por ser tan buen compañero de viaje.

  • Alimenta a tu perro poco después de arribar a tu lugar de destino o cuando te detengas por el resto del día.

  • Siempre colócale una correa antes de permitirle salir del vehículo.

  • NUNCA dejes a tu mascota sola en un vehículo cerrado. El calor y la insuficiente circulación de aire pueden rápidamente provocar un estrés por calor o incluso la muerte.

 

Viajes por aire

  • Intenta evitar los períodos de mayor actividad para viajar cuando las demoras y las escalas son más prolongadas.

  • Planifica un viaje con la menor cantidad posible de paradas y transbordos.

  • Realiza las reservas hoteleras y aéreas para tu perro con bastante antelación.

  • Algunas compañías aéreas permiten (generalmente con un costo adicional) que los perros pequeños viajen con sus dueños si el portador cabe debajo de su asiento. De otro modo, alquila o compra un portador o casita que cumpla con las reglamentaciones de la compañía aérea y colócale una etiqueta adhesiva con la leyenda ANIMAL VIVO. Escribe tu nombre y dirección y el nombre de una persona a quien se pueda contactar por tu perro en el lugar de destino si fuese necesario.

  • Coloca un almohadón o una manta sobre la base de la casita. Adosa un bebedero con agua a la puerta de la casita. El recipiente deberá ser profundo y no deberá estar muy lleno de agua para evitar que se derrame.

  • El día del vuelo, lleva a tu perro a un largo paseo antes de salir para el aeropuerto.

  • Al finalizar el viaje, recoge a tu mascota de inmediato.

  • En algunos lugares extranjeros, tu perro podría pasar algún tiempo en cuarentena. Averigua con tu agente de viajes o el consulado del país al cual planeas viajar sobre este tema.

 

En el lugar de destino

En el lugar de vacaciones, cumple con todas las reglamentaciones referidas a las mascotas. Deja a tu perro en una casita, portador o espacio restringido cuando lo dejes solo. Recoge rápidamente sus desechos. Tu consideración ayudará a que las mascotas sigan siendo bienvenidas como huéspedes.

También te puede interesar
Existen numerosos recorridos de agilidad que puedes hacer con tu perro adulto para obtener diversos títulos.
Aprende a cuidar los dientes de tu mascota en las diversas etapas de su vida.
Enseñar a tu cachorro a utilizar su correa correctamente te ayudará a disfrutar aún más de sus paseos.
textura