Tips para elegir un nuevo gatito

Purina® Tips para elegir un nuevo gatito.

Consejos para elegir un gatito que sea feliz, saludable y adecuado para ti.

 

Qué debes tomar en cuenta:

Considera qué tipo de gato encaja con tu estilo de vida y tu hogar.

Antes de adoptar o comprar, toma en cuenta cómo y dónde vives, así como el tipo de gatito que te gustaría tener.

Hazte las siguientes preguntas. ¿tienes otras mascotas en casa? ¿Estarás fuera de casa frecuentemente? ¿Tienes tiempo para el cepillado de un gatito de pelo largo? ¿Buscas un gato relajado, o con una personalidad con más energía? ¿Cuál te funcionaría bien? Si otros miembros de la familia son parte del proceso de toma de decisiones, consulta su opinión.

 

Una apariencia saludable

Los gatitos sanos tienen ojos brillantes. Sus pelajes son limpios y brillantes y sus orejas libres de suciedad.

Los gatitos sanos no estornudan, ni entrecierran los ojos, ni parecen estar resfriados. Observa si tiene rasguños o lamidos excesivos, que pueden ser un signo de pulgas u otros parásitos.

 

Busca conductas saludables

Los refugios a veces te permiten pasar algún tiempo con un gatito antes de tomar la decisión de adoptarlo. Usa parte de ese tiempo para ver si tiene comportamientos saludables. Los gatitos sanos se muestran alertas y curiosos, no apáticos ni letárgicos. El gatito debe ser amigable, accesible y fácil de manejar.

 

Conoce la personalidad de tu gatito

Aprovecha cualquier tiempo previo a la adopción para conocer el tipo de personalidad de un gatito. Algunos pueden tardar más en adaptarse a una casa con niños pequeños u otras mascotas. Los gatitos más activos necesitarán más ejercicio. Si prefieres un gato faldero, elige uno que se acurruque rápidamente cuando lo levantes y que sea muy sensible a las caricias.

 

Después de la adopción

Programa una visita al veterinario para llevar a tu nuevo gatito y asegúrate de hacerle todas las preguntas que tengas sobre su salud o comportamiento.

Recuerda que estos consejos para elegir un gatito son pautas y recomendaciones. Es posible que el gatito que elijas, no sea en absoluto lo que tenías en mente al adoptar ¡y ese gatito sigue siendo perfecto para ti!