Cuidados del perro sénior

Purina® Cuidados para perros mayores
Es muy importante conocer sus necesidades en cada etapa.

 

El envejecimiento de un perro implica se produzca un desgaste en los órganos y estructuras de su organismo. Existen medidas para detectar estos cambios y actuar en consecuencia.

CUIDA SUS MÚSCULOS Y ARTICULACIONES

Los perros sénior sufren problemas de movilidad como consecuencia del desgaste en sus articulaciones, las cuales están sometidas a un movimiento constante, y actúan como bisagras y amortiguadores entre los huesos. Su estabilidad depende de estructuras, como el cartílago o el líquido sinovial que las lubrica, pero también de los músculos que las rodean.

Unos músculos con un tono adecuado ayudan a mantener la estabilidad de las articulaciones. Por lo tanto, procura que el peso de tu mascota no sea excesivo, para evitar demasiada presión sobre sus articulaciones, y mantener unos músculos saludables.

EJERCICIO PARA PERROS SÉNIOR

Es importante establecer rutinas de ejercicio para mantener sus articulaciones y sistema cardiovascular saludables. Procura que tu perro sénior haga, al menos, 30 minutos diarios de ejercicio.

Dale prioridad al ejercicio cardiovascular más que al de intensidad. Basta con un paseo a un buen ritmo, es mejor para sus articulaciones si lo hace sobre diferentes terrenos como la arena, un parque o bosque. Si te es posible lleva a tu perro a nadar, el ejercicio en el agua es excelente para mantener un buen tono muscular.

Si tu perro ha sufrido un deterioro importante de su movilidad, toma en cuenta que también necesita hacer ejercicio cada día, para evitar que sus músculos y articulaciones se atrofien. Consulta al veterinario para que te indiqué el tipo y duración del ejercicio para él.

Facilita la vida de tu mascota. Por ejemplo, si le gusta subirse al sofá para descansar, pero ahora no puede, coloca un cojín o una caja de madera acolchada como escalón para facilitarle el acceso.

MENTE SANA EN CUERPO SANO

Con el paso de los años, el cerebro de tu perro pierde capacidad para utilizar la glucosa como combustible, y esto puede ocasionar cierto amodorramiento y pérdida de interés por lo que le rodea. Que un perro sea viejo no significa que lo tengas que dejar en un rincón. Por eso es muy importante mantener ciertas rutinas en casa que le permitan mantener la agilidad mental.

 

cuidados-del-perro-senior

CAMBIOS INTERNOS EN LOS PERROS SÉNIOR

La etapa sénior inicia entre los 7 y 9 años en perros de razas medianas o grandes, e incluso hasta los 10 o 11 en perros de razas pequeñas.

El veterinario puede detectar los cambios que se producen de forma prematura en tu perro, mediante una simple revisión física, o gracias a los análisis de sangre. Cuando tu mascota se convierta en un sénior, es recomendable que lo lleves al veterinario un par de veces al año.

 

ALIMENTACIÓN PARA PERROS SÉNIOR

La alimentación juega un papel muy importante en esta etapa de su vida, por la importancia de mantener un peso saludable con un control de la densidad calórica. Si las proteínas son de alta calidad y en cantidades adecuadas, facilitarás el mantenimiento de su masa muscular.

Normalmente, las fuentes de proteínas de alta calidad también lo son de las sustancias necesarias para mantener y reparar el cartílago articular. Si también incorporan nutrientes que el cerebro puede usar como fuente de energía en paralelo a la glucosa, podrá frenarse el deterioro mental propio de tu perro.

Por último, los antioxidantes son fundamentales para compensar el aumento de los fenómenos de oxidación propios del proceso de envejecimiento de los perros de edad avanzada.