Evalúa el estado físico de tu perro

Purina® Evalúa el estado físico de tu perro

Tu perro es único, pero ¿sabías que esto afecta también la forma en que él usa los nutrientes y energía de su comida? 

Igual que las personas, cada perro procesa su comida de forma algo diferente, dependiendo sobre todo de su edad y actividad. Si tu amigo canino ingiere más comida de la que necesita, ese exceso de calorías se acumulará en forma de grasa, lo que puede desembocar en obesidad.

"Aprender a evaluar la forma  física de tu mascota y hacerlo habitualmente, en combinación con una nutrición adecuada y ejercicio, te garantizará que estás haciendo lo mejor para la salud y bienestar", recomienda Zara Boland, veterinaria de Purina.

Aunque pesar a tu perro y cuidar su peso con regularidad es una buena idea, esto puede ser difícil si se trata de una raza grande o de un perro muy inquieto. La variedad de razas puede dificultar la tarea, pero para ello es de gran ayuda conocer el índice de masa corporal adecuado de tu mascota.

El índice de masa corporal permite evaluar la cantidad de grasa que tiene tu perro y sirve para prácticamente todas las razas de perro, sin importar su tamaño o cantidad de pelo que tenga.

La forma física y el índice de masa corporal

Conocer el índice de masa corporal de tu perro es muy fácil si sigues estos sencillos pasos. Consta de una escala de uno a nueve, en la que uno significa "falta de peso grave" y nueve, "sobrepeso grave".

Lo ideal es un índice de masa corporal entre cuatro y cinco, justo lo que deseas para tu perro. Para conocer el índice de masa corporal actual de tu perro, pon atención en tres áreas.

1. Revisión de las costillas

Pon cómodo a tu perro y pasa ambas palmas por su caja torácica, cada una a un lado (tu perro pensará que está disfrutando de una agradable caricia). Fíjate en cómo las notas y compárala con las imágenes del artículo “Conoce si tu perro tiene un peso saludable”.

2. Revisión de perfil

Cuando el perro esté de pie, mírale desde uno de los costados. Obtendrás una vista más precisa si te colocas al mismo nivel de tu perro.

3. Revisión desde arriba

Con el perro de pie, obsérvalo desde encima de su cabeza. ¡Sencillo!

Si tu perro tiene una forma física ideal, podrás notar sus costillas sin una cobertura de grasa excesiva. Su cintura se debe ver desde arriba (en forma de reloj de arena) y el abdomen (la parte que queda justo delante de las patas traseras) debe retraerse hacia la pelvis al mirarlo desde un costado.

Revisar estos parámetros mantendrá a tu perro en buen estado físico y le evitará problemas presentes y futuros como la diabetes o la artritis.