Consejos para alimentar a tu gato

Purina® consejos para alimentar a tu gato

Te damos una serie de consejos y las mejores prácticas al momento de darle de comer a tu felino. 

1. ¿Qué recipiente es el mejor?
Los bigotes de un gato lo ayudan a navegar por los alrededores de su plato. Estos son algunos consejos para elegir el recipiente de comida que mejor le funcione. Consejo 1: usa un tazón poco profundo que le permita a tu gato comer sin que los bigotes le estorben. Consejo 2: elije un plato suficientemente grande para colocar ahí el alimento de todo un día, con un borde alto para que tu felino pueda ver su comida. Consejo 3: si tu gato tira comida después de comer, elige un plato ancho.
2. ¿Dónde debo colocar el plato de comida?
Cuando los gatos están fuera de casa, les gusta tener una visión clara de sus alrededores, de igual forma la ubicación de su tazón de comida juega un papel importante para los felinos. Consejo 1: coloca el plato en un lugar de la casa donde tu gato lo pueda ver. Consejo 2: si hay otras mascotas en casa, puedes ponerlo a la intemperie, para maximizar las líneas de visión.
3. Dispensadores de comida
Si tu gato tiene sobrepeso o tiende a tragar su comida en una sola sesión, considera usar un dispensador de alimento en lugar de un tazón o plato. También sirven para atraer la curiosidad natural de los gatos activos. Consejo 1: búscalos en tiendas de mascotas, ahí hay diversos modelos. Consejo 2: tanto los comederos de rompecabezas como las bolas distribuidoras de comida estimulan el deseo de caza del felino. Consejo 3: estos dispositivos distribuyen el alimento a lo largo del día y evitan que tu gato coma de más o se atragante. Revisa el dispensador para asegurarte de que tu gato come la cantidad diaria recomendada.
4. La fisiología de la masticación lateral
Los gatos mastican con sus dientes traseros, particularmente cuando ingieren trozos más grandes de comida. Al hacerlo giran la cabeza, pero algunas personas interpretan esto como una dificultad para masticar y temen que el gato se ahogue. Consejo 1: no impidas la masticación lateral. En realidad, tu gato simplemente está usando sus molares. Consejo 2: esta técnica le permite a tu gato disfrutar de diferentes texturas y puede ayudar a limpiar sus molares.
5. ¿Cómo puedo saber si mi gato está en su peso ideal?
Aquí hay tres formas sencillas de saber si la dieta de tu gato necesita un ajuste. Checa sus costillas: coloca ambos pulgares en la columna vertebral de tu gato y extiende ambas manos a través de la caja torácica. Si está en su peso sentirás sus costillas. Esto es importante, ya que el pelaje de muchos gatos dificultará el control visual. Examina su perfil: busca que el abdomen no cuelgue, ni esté sumido. Debe ser fácil de palpar. Comprobación desde arriba: observa si tu gato tiene forma de reloj de arena.
6. ¿Cuánto alimento debo darle a mi gato?
  • La obesidad de las mascotas es un fenómeno común. Para ayudar a mantener a tu gato en su peso ideal, es importante seguir las instrucciones de alimentación del empaque de alimento y darle las cantidades diarias recomendadas. 
  • Si sólo le das alimentos secos a tu gato adulto, sírvele la cantidad diaria recomendada por la mañana, para que tu gato la coma a lo largo del día. 
  • La cantidad de alimento que tu gato requiere, varía según la edad, la actividad y su entorno. Es importante controlar su peso y ajustar la ingesta si éste es bajo o alto. 
  • Si su gato es activo o muy curioso, divide su porción diaria en varios tazones y colócalos en diferentes lugares de tu hogar.  
  • Si alimentas a tu gato con una combinación de alimentos secos y húmedos, reduce la ingesta diaria de alimentos secos para evitar la sobrealimentación. 
  • Asegúrate de proporcionarle agua fresca en un recipiente limpio todos los días. 
7. ¿Cuándo debo darle alimentos sólidos a mi gatito?
Los gatitos generalmente comenzarán a mordisquear alimentos sólidos entre las 3 y 4 semanas de edad. Después de las 8 semanas de edad, los gatitos ya pueden comer alimentos secos o húmedos. Ofrécele alimento seco humedecido en agua tibia a partir de las 3-4 semanas de vida. Procura que esté disponible en todo momento durante su etapa de destete hasta las 6-8 semanas de edad. Para los gatitos es más fácil masticar y tragar la comida húmeda. Durante este tiempo, es mejor dividir en varias porciones, la cantidad diaria recomendada de alimento. Humedece sólo una de las porciones, esto mantendrá la comida fresca y animará a tu gatito a consumirla. Agrega sólo una parte de agua tibia por cada tres partes de alimento seco.