¿Mi gato está estresado?

Purina® Mi gato esta estresado

Los gatos son mascotas que pueden estresarse y cuando esta condición es crónica, llega a repercutir en su salud. 

Algunos signos de estrés crónico son los cambios en el apetito o en los patrones de sueño, así como una disminución de la energía. Si observas alguno o varios de estos síntomas, consulta al veterinario para descartar cualquier problema médico. 

Si el problema está relacionado con el estrés, conoce algunas de las causas y cómo ayudar a tu gato a controlar su ansiedad. 

Cambios en el hogar 

¿Recientemente te mudaste a una casa nueva? ¿Mueves con frecuencia los muebles de tu hogar? ¿Se está haciendo una remodelación en tu domicilio? Los gatos son sensibles a todo lo que sucede en su entorno, y los cambios constantes en el hogar los hacen sentirse fuera de control. 

Qué hacer: trata de mantener orden en casa. Asegúrate de que no haya cajas u obstáculos para que tu gato acceda a sus alimentos, agua y caja de arena en todo momento. 

Cambios en su círculo social 

Una nueva mascota, el nacimiento de un bebé, invitados en casa y hasta una nueva pareja, pueden estresar a tu gato. Del mismo modo, la pérdida de un miembro de la familia puede ser estresante. 

Qué hacer: ya que estos ajustes son inevitables, ayuda a tu gato con más tiempo de juego y ejercicios. 

Cambios estacionales y de temperatura 

Los cambios estacionales y de temperatura pueden afectar en gran medida los niveles de estrés de tu gato. Por ejemplo, cuando se presenta el cambio en el horario de verano, el reloj interno de tu felino se puede salir de control. 

Qué hacer: en los días de frío aumenta la frecuencia del juego y asegúrate de que tu gato tenga suficientes mantas para acurrucarse y estar calientito. En los días calurosos, asegúrate de que tu gato tenga suficiente agua fresca y lugares frescos para descansar.  

Purina® Mi gato esta estresado